Carta de un Superintendente Presidente. XXIX: La prueba de un profeta

¿Es la Sociedad Watchtower un profeta de Dios? La respuesta es sí y no. Por increible e inverosimil que pueda parecer la respuesta, ya que esta depende de "cuándo" se haga esta pregunta.
Si la hubiesemos hecho a los Estudiantes de la Biblia (
1879-1931), como eran conocidos anteriormente, los testigos de Jehová, probablemente la respuesta que recibiríamos es que sí lo son.
Si la hacemos a los testigos de Jehová de entre 1931 y 1975, seguramente recibiríamos una respuesta afirmativa.
Ahora bien, si se lo preguntamos a un testigo de Jehová de hoy en día estos dirán que NO, que no lo son, e incluso hasta podrían decirnos que la Sociedad nunca ha afirmado tal cosa o intentarán buscar una justificación minimizando la importancia de sus fracasos pasados (si es que algunos los conocen).

Pero lo peor de todo, es que en lugar de investigar si las "supuestas" profecias fueron ciertas o no, los testigos están entrenados para alegar que otras religiones también han hecho falsas profecías y con ello, desvian el asunto hacia otro lado.

Veamos entonces como probar a un 'profeta':

=======

• LA PRUEBA DE UN PROFETA


Somos rápidos en argumentar que las religiones de la Cristiandad son falsos profetas y que no debemos seguirlos cuando nos demos cuenta de que sus enseñanzas estan en el error. Por eso, debemos seguir el consejo de Deuteronomio 18:20-22, donde las escritruras establece que un profeta que hable falsamente en nombre de Jehová no es un verdadero profeta de Dios. Ese profeta no debe ser tenido en cuenta. Jeremías 14:14; 27:16.

La Sociedad Watchtower (o el Cuerpo Gobernante) ha reclamado ser un tipo de profeta moderno. (La Atalaya, 1 de septiembre de 1972, pág. 517; Libro de “Ezequiel”, pág. 292, párrafo 37 (en inglés); por supuesto, todos nosotros sabemos de la aplicación que hace la Sociedad de sí misma de la siguiente escritura: “Pero cuando ello viniere (y viene ya), sabrán que hubo profeta entre ellos.” Ezequiel 33:33). Sin embargo, el cuerpo gobernante, el “remanente ungido”, el “esclavo fiel y discreto”, la Sociedad, tiene una vasta lista de enseñanzas erróneas en su historia. Y es cierto y encomiable que muchos de esos errores han sido honestamente corregidos. Algunos ejemplos de los errores del pasado son las falsas expectativas de 1874, 1914, 1925, 1975 y muchas otras fechas. En 1918 existía el estímulo de comprar bonos de guerra — ese incidente es una de las principales razones de la cisma entre los Estudiantes de la Biblia de esa época. (Watchtower, 15 de mayo de 1918, pág. 6268 en inglés). Estaba el edificio de la mansión de Beth Sarim en California por la espectativa de la resurección de los príncipes en 1925. De esta fecha, la Sociedad escribió: “Nuestros pensamientos son, que 1925 está establecido definitivamente en las Escrituras, marcando el fin del jubileos”. (La Atalaya, 1 de abril de 1923, pág. 106 en inglés). Había un entendimiento erróneo de Romanos 13 acerca de que las “autoridades superiores” eran Jehová y Jesús, desde 1929 hasta 1964. Hubo un trato demasiado duro para aquellos que se desasociaron. Por supuesto, era oportuno preocuparnos por el error de 1975.

Ahora, y desde 1976 es negado por muchos, que la Sociedad hubiese enseñado que en 1975 era el fin. Sin embargo, ¿cómo se hizo para que aproximadamente dos millones de Testigos lo creyeran, vieran hacia adelante, sin que la Sociedad tomara la delantera? ¿Cómo se justifica que miles de Testigos dejaron tratamientos dentales, o demoraron las reparaciones de sus hogares, o que renunciaran a sus trabajos para dedicarse a tiempo completo al ministerio solo con sus ahor ros, si no existieron tales expectativas sobre 1975? La Sociedad, en el libro “Vida Eterna, en Libertad de los Hijos de Dios”, (1966) pág. 29 y 30, párrafos 41-43, explican como 6,000 años de la existencia humana terminaban con 6000 años como Gran Sábado de Dios. Ellos mostraron como este período terminaría a finales de 1975 y marcaría el principio del reino milenario de Cristo. La última frase del párrafo 43 deja poca duda sobre la equivocación o la ambigüedad de como es que la Sociedad nos enseñaba a creer: “No sería por mera casualidad o accidente pero pudiera ser que de acuerdo al propósito amoroso de Jehová Dios para que el Señor Jesucristo, el ‘Señor del sabado,’ ir en paralelo con el séptimo milenio de la existencia del hombre” ¿Y cuando ellos enseñaron que el séptimo milenio había comenzado? Párrafo 41, de la última frase, dice: “Según esta cronología bíblica fidedigna seis mil años desde la creación del hombre terminarán en 1975, y el séptimo período de mil años de la historia humana comenzará en el otoño de 1975.” (Vea también ¡Despertad! del 8 de octubre de 1966, pág. 19 en inglés).

La pregunta que surge para nosotros, por la declaración de Deuteronomio 18:20-22, el cual, la Sociedad y nosotros ansiosa y rápidamente aplicamos a otros es, ¿cómo deberíamos nosotros ver a la Sociedad?

=======

Si desea conocer más acerca de las afirmaciones y falsas profecías de la Sociedad, vea la presentación "Examinando a la Sociedad Watchtower, Parte I".

La parte final de la carta, mañana.

2 comentarios:

aloha dijo...

Hola compañero:

Sigo con interés las entradas.

Muy instructivas.

Gracias.

Besos.

Aloha.

Examinando dijo...

Saludos compañera, es un gusto saludarte y leerte x aqui.